¿Ya probaste éstos 8 insectos de México?

By |2019-05-28T17:29:22+00:00mayo 9th, 2019|Blog|

Los mexicanos sabemos aprovechar lo mejor de la tierra. Nos gustan los regalos que la naturaleza nos trae en cada época del año. Esto le ha dado gran popularidad y a posicionado a nuestra gastronomía dentro de las más llamativas en el mundo. Así que sin más, te dejamos una lista con ocho insectos comestibles de México, ¿cuales has probado?

Gusanos de maguey

La larva de una mariposa que vive en las pencas bajas del maguey, su temporada de recolección abarca la época de lluvias, de Julio a Septiembre. La recolección es tediosa y lenta, ya que se requiere de muchísimo esfuerzo y por lo general se recolectan muy pocos gusanos por maguey cortado, a lo mucho unos 3 a 4, además que muere la planta en el proceso.

Su preparación más tradicional es muy similar a la de los escamoles, ya que se  cocinan con mantequilla o aceite de oliva para servir en tacos. Un uso muy tradicional es como ingrediente para para cocinar salsa tradicionales, ó procesado con chile y sal para servir como complemento de un buen mezcal.

 Un platillo delirante de chinicuiles. Foto: Mesaparados.com.mx

Chapulines

Los chapulines son un manjar nutritivo, contienen altos niveles de proteínas, son ricos en calcio aminoácidos y presentan una valiosa fuente de vitaminas del complejo B. En México, se pueden producir hasta 350 mil toneladas al año de chapulines; por lo cual fácilmente se podría llegar a alimentar a 9 millones de personas en situación vulnerable, convirtiéndolo en un alimento del pasado con gran potencial para alimentarnos en el futuro.

Su recolección tradicionalmente es realizada por los niños de las comunidades, que utilizando redes, cachan a los chapulines para ser tatemados y consumidos o vendidos. En la milpa, su presencia se considera una plaga, ya que tienen la capacidad de dañar fuertemente las cosechas. Se consumen tradicionalmente en taco ó sirven para la elaboración de diversas salsas. ¡Crujientes y deliciosos!

Taco de de chapulines, Foto: @Limosneros

Alacranes

A través del mundo, los escorpiones juegan un papel importante en los mitos y las leyendas del mundo, siendo asociados a la medicina popular y a la protección. En el estado de Durango, ésta venenosa criatura se consume en diferentes presentaciones, ya sea capeada, frita o al ajo. En muchas ocasiones, el aguijón se retira justo antes de ser consumido. ¿Lo probarías?

Brochetas de Alacran, Foto: cocinadelirante.com

Tarantulas

En varias partes de Asia, es común encontrar “street food” especilizada en la tarántula frita, apiladas una encima de la otra, crujientes y listas para ser devoradas. En México, esta no es una vista común, pero eso no significa que no se consuma. En el mercado de San Juan, dispensario gourmet por excelencia desde hace varias decadas, es posible encontrarlos junto a otras especies de insectos comestibles.

¿Las probarías? Son crujientes, y tienen un sabor que se asemeja al del camarón.

¡Brocheta de tarantula frita! Foto: www.miarevista.es

Cocopaches

Los cocopaches, familiares de las chinches, son uno de los legados gastronómicos prehispánicos que perduran hasta nuestros días. Se les atrapa una vez que salen de las hojas de los platanares secos. Usualmente se les espanta con humo, y una vez recolectados se doran cal comal. En México la forma más común de consumirlos es en salsa, aunque también es cada vez más común verlo en restaurantes de alta comida mexicana, cómo el caso del platillo que sirve en Limosneros, en el centro histórico de la CDMX.

Platillo de Cocopaches, Foto: @Limosneros

Escamoles

“El caviar mexicano”, así es como se le ha llamado a la hueva de la hormiga debido a su delicioso sabor y forma. Su recolección ocurre en la temporada de Abril a Mayo, predominantemente en los estados de Tlaxcala e Hidalgo. Su precio es elevado debido al proceso tan laborioso que se requiere para obtener el preciado ingrediente, ya que hay que encontrar y seguir el rastro de las hormigas que se ubican entre los magueyes.

Ya identificado el hormiguiero, se cava en uno de los extremos un hoyo de una profundidad de aproximadamente 3 metros. En ése momento, es crucial que el recolector actue con rapidez y sin titubear retire los huevecillos, pues las hormigas se lanzan en un furioso ataque para proteger a sus crías. Posteriormente se enjuagan varias veces con agua fría para eliminar cualquier residuo de la tierra.

Su sabor es sutil, por lo que tradicionalmente basta prepararlos con un poco de mantequilla, epazote y cebolla, obvio acompañados de una tortilla de maíz y un buen mezcal.

¡Delicioso taco de Escamoles! Foto: heraldodemexico.com.mx

Chicatanas

En los estados de Oaxaca, Puebla, Chiapas, Veracruz e Hidalgo, la epoca de lluvias es muy esperada, y no precisamente como sustento para las cosechas. Es desde junio hasta agosto cuando las hormigas reina, denominadas “arrieras”, emergen volando de la tierra. Una vez recolectadas, son un ingrediente indispensable para la preparación de salsas típicas de la región así como de otros platillos tradicionales.

Definitivamente la manera más tradicional de consumir éstas delicias es en una salsa martajeada, pero también se preparan toda clase de delirantes moles; con toda clase de carnes como de pollo, armadillo ó cerdo. Una preparación que no puede faltar en Oaxaca es la de los tamales, cuidadosamente elaborados con masa de maíz, envueltos en las verdes hojas de plátano y cocinados en una olla de barro. ¡De lo mejor de la gastronomía nacional!

Taco de Chicatanas. Foto de tacoguru.com

Acociles

Éstos deliciosos manjares son una variedad de crustáceos de tipo decápodos, habitantes casi exclusivos de México. Son animales pequeños, su recolección es a gran escala y su comercialización es fresca en la mayoría de los mercados, aunque también existen criaderos. Lo que es seguro, es que las diversas regiones en donde se consumen encuentran en los acociles un complemento importante para su alimentación. Hay registros que comprueban que su consumo se remonta a los períodos previos a la conquista española.

En la mayor parte de los mercados y pescaderías se pueden adquirir frescos. En cuanto al sabor, debido a su árbol genealógico, se asemeja muchísimo a los camarones. Normalmente se utilizan para preparar caldos, guisos y cocteles de mariscos, pero en taco, son simplemente increíbles acompañados de una buena tortilla y una salsita fresca.

Taco de Acociles. Foto: @Limosneros

¿Te gustó? ¡No olvides compartir!

¡Siguenos aquí!

Bibliografía:
  • El Mexiquense (2016) Gusanos de maguey, Manjar de reyes. El Mexiquense, barbacoamx.com
  • El Universal(2017) Chicatanas, manjar de la gastronomia oaxaqueña El Universal, eluniversal.com.mx
  • Animal Politico(2017)¡A comer Tarantula! (no en camboya, sino en México). Animal Politico, animalpolitico.com
  • Ayko Pruneda (2018-2019) 5 curiosidades que quizás no sabías sobre comer chapulines. Cocina delirante, cocinadelirante.com
  • Procuraduria federal del consumidor(2016). Insectos Cmestibles. Profeco, profeco.gob.mx
  • El Heraldo (2018) El caviar Mexicano: los escamoles. El Heraldo, elheraldoslp.com.mx
  • Lesli Aguilar (2018) Cocopaches, comida prehispánica de la región triqui. Quadratin, quadratin.com.mx
  • Manuel D´ Alessandro(2017) Acociles. Animales, animales.website/acociles/

¿Ya conoces nuestra tienda en línea?
¡Envíos a todo México!

¡Síguenos en Twitter!

Categorías

Entradas recientes